Tenis
viernes 04 de enero de 2019 - 20:22:08

Tsonga le ganó a De Miñaur y buscará un lugar en la final ante Medvedev, que eliminó a Roanic

█ TENIS - ATP 250 DE BRISBANE ► El tenista francés Jo-Wilfried Tsonga acabó con las esperanzas de un bravo Alex De Miñaur, quien fue un ejemplo de lucha y pasión en cancha, tras vencer por 6-4 y 7-6 (2) en el ATP 250 de Brisbane. Se medirá en una de las semifinales al joven ruso Daniil Medvedev, el cual remontó en su correspondiente partido al canadiense Milos Raonic con parciales de 6-7 (2), 6-3 y 6-4. Los 29 aces obtenidos por Raonic no fueron suficientes y no fue capaz de ganar ni una sola de las 8 pelotas de quiebre con las que contó. La otra llave semifinal quedó en placa una jornada antes con los triunfos de Kei Nishikori (ante Dimitrov) y Jeremy Chardy (vs. Uchiyama).

tamaños

IMPRIMIR

El tenista francés Jo-Wilfried Tsonga acabó con las esperanzas de un bravo Alex De Miñaur, quien fue un ejemplo de lucha y pasión en la pista, tras vencer por 6-4 y 7-6(2) y se medirá en una de las semifinales de Brisbane al joven ruso Daniil Medvedev, el cual remontó en su correspondiente partido al canadiense Milos Raonic.

El joven australiano se dejó llevar en los primeros compases del choque por el ambiente de la Pat Rafter, que vibró en cada punto a su favor, pues cedió su primer servicio ante un concentrado Tsonga. Sin embargo, De Miñaur no tardó en recuperar la desventaja en un juego trepidante al servicio del galo, cargado de largos intercambios en el fondo de la pista a un alto ritmo. La igualada volvió a deshacerse a partir del 4-4, cuando el francés sacó su repertorio más delicado para romper de nuevo y, con ello, poner en bandeja la consecución del primer set.

El segundo set mantuvo la dinámica del primero, pues la lucha desde el fondo de la pista protagonizó la gran mayoría de los puntos. Ninguno de los dos tenistas logró romper en esta manga, a pesar de que el francés vivió momentos delicados tras ponerse 2-3 y 0-40 a favor del joven De Miñaur. El australiano no consiguió, a pesar de sus arrancadas de entusiasmo, herir al francés, quien volvió a mostrar su mejor tenis en el instante más oportuno, en este caso en el tie-break del segundo set, para cerrar la muerte súbita por 7 a 2.

Medvedev, por su parte, desquició al canadiense Milos Raonic con un inteligente juego y se impuso por 6-7(2), 6-3 y 6-4 en un partido que alcanzó las dos horas y diez minutos. Tanto el ruso como el canadiense empezaron dubitativos y precipitados, sobre todo a la hora de llevar las riendas del punto desde el fondo de la pista. Sin embargo, ambos mantuvieron el servicio en los primeros pasos del choque gracias, principalmente, a un potente servicio.

El joven moscovita no soltó la manija del primer set a pesar de que el canadiense se puso 5-4 por delante en el marcador y 0-40. Medvedev cuajó una retahíla de grandes servicios para mantenerse a flote y, con ello, estirar el set hasta el tie-break. El entusiasmo del joven por llegar a la muerte súbita no fue suficiente, pues Milos Raonic conectó a tiempo con el servicio y su potente derecha para establecer una diferencia considerable en el primer tramo del tie-break que acabaría siendo definitiva para apuntarse el primer parcial a su favor.

La joven promesa no se vio afectado por el desenlace del primer set y aumentó una marcha en los primeros compases del segundo, hasta liderar por 3-0 tras romper el servicio en el segundo de ellos. Fue tras la conclusión del tercer juego cuando el partido adoptó una dinámica más disputada y vistosa. Pues largos y emocionantes peloteos suplieron a los cortos puntos basados en potentes servicios. A pesar del oficio del canadiense por recuperar el terreno perdido, Medvedev no flaqueó al servicio e hizo efectivo el único break para fijar la igualada en el marcador, por lo que el encuentro se fue al tercer set.

El ruso prosiguió en una buena línea en el definitivo parcial, pues basó su juego en el orden y en el oficio a la hora de elaborar los puntos. Por su parte, el canadiense se decantó por una estrategia más conservadora, ya que intentó generar su tenis a través del saque. El ruso vio correspondido su inteligente juego y, finalmente, sacó de quicio al veterano Raonic, quien acabó cediendo su servicio en el 4-4. Medvedev consumó la remontada, y con ello el pase a semifinales, tras afianzarse el tercer set por 6-4.

 

 


 

Fuente: RosarioN / mundodeportivo.com