Fútbol
sábado 18 de marzo de 2017 - 20:57:14

Teléfono Verde: aseguran que las denuncias por violencia de género subieron 70% en un año

▓ - En un año, la cantidad de denuncias que la Municipalidad recibió por violencia de género aumentó en más de un 70 por ciento. El dato se desprende de comparar el número de llamadas que se recibieron al Teléfono Verde en los meses de enero de 2016 y 2017. Además, desde Fiscalía indicaron que el año pasado se registraron entre 600 y 700 denuncias mensuales por violencia hacia las mujeres. Los números se atribuyen a una toma de conciencia social que desnaturalizó ciertas situaciones de violencia y a un empoderamiento que permite a las mujeres perder el miedo y salir a denunciar.

tamaños

IMPRIMIR

█ - De acuerdo con Lucrecia Donoso, titular del Area de Atención en Violencia de Género de la Municipalidad, entre enero de 2016 y enero de 2017 las llamadas que ingresaron al Teléfono Verde —que ofrece asesoramiento jurídico y psicológico— por casos de violencia machista contra las mujeres se incrementaron un 72,5 por ciento. Además, la cantidad total de comunicaciones a ese número (0800-444-0420) se incrementaó en un 55 por ciento.

En números: en enero del año pasado, de los 575 llamados que ingresaron al Teléfono Verde, 321 fueron por casos de violencia de género. En el mismo mes de este año se recibieron 891 llamados, de los cuales 554 se relacionaron con la violencia machista.    "El aumento en los números tiene que ver con muchas cosas. El Encuentro Nacional de Mujeres (que se realizó en Rosario en octubre de 2016) fue muy importante. Hasta ese mes las denuncias oscilaban entre 300 y pico y 400 y pico, y desde octubre no bajaron de 500", consideró Donoso.

"Muchas mujeres se sintieron empoderadas y se instaló el concepto de «sororidad»", dijo la funcionaria en relación a esa palabra que refiere a la hermandad entre mujeres que, al percibirse como iguales, pueden aliarse, compartir y cambiar su realidad contra la opresión de la sociedad.

"Esa fraternidad hace que estemos unidas, que se genere una mayor visibilidad de la violencia de género y que haya más confiabilidad para que algunas mujeres que antes no lo hacían salgan a denunciar, que se animen a hablar con una amiga, con un vecino, con un profesional, o que hagan una denuncia; que pidan ayuda", analizó Donoso.

De este modo, parte del aumento en la cantidad de denuncias en el último año se le atribuye a que el tema de la violencia de género está más instalado socialmente. Esto hace que muchas mujeres se animen a denunciar; o que tomen conciencia de que algunas situaciones que eran percibidas como "normales" y que estaban naturalizadas, en realidad, estaban atravesadas por la violencia.

Majo Gerez, integrante del Colectivo Ni Una Menos Rosario, se posiciona en la misma línea. "La marcha del 3 de junio (#NiUnaMenos), el Encuentro de Mujeres, el paro internacional previsto para el próximo 8 de marzo, ponen en escena la posibilidad de denunciar. Cada vez más mujeres se empoderan y pueden enunciar situaciones de violencia", consideró la militante.

Pero además, Gerez entiende que hay "un recrudecimiento de la violencia machista" que se refleja en que "hoy cada de 18 horas una mujer es asesinada en la Argentina".

En el Ministerio Público de la Acusación se recibieron, en 2016, entre 600 y 700 denuncias mensuales a través de la Unidad Fiscal de Violencia de Género de Rosario. De ese total, entre 300 y 400 tienen "elementos concretos para investigar", sostuvieron desde Fiscalía.

Las denuncias realizadas ante los distintos organismos que las canalizan —Fiscalía, Teléfono Verde o la línea 144 del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación— no son acumulables en forma directa, ya que en muchos casos una misma persona recurre a distintos medios. Pero tampoco se puede decir que todos los casos sean repetidos. Los números son más complejos que eso y para determinar en manera precisa cuántas personas recurrieron al Estado por encontrarse como víctimas de la violencia machista se requiere de un entrecruzamiento de datos entre las diferentes reparticiones.

De cualquier modo, todos estos números hablan de la violencia ya consumada. El reclamo de las organizaciones sociales es que el Estado movilice recursos para consolidar políticas preventivas en contra de la violencia de género. "No queremos salidas punitivistas porque no dan resultado. Lo que queremos es que los distintos niveles del Estado funcionen para que las mujeres no estén expuestas a un femicidio", sintetizó Gerez.

Ahora se suman las pulseras electrónicas

A los botones de alarma como tecnología para alertar a las fuerzas de seguridad cuando las restricciones de acercamiento en casos de violencia de género se cumplan, se sumarán las pulseras electrónicas. La persona sobre la que pese la restricción deberá llevar colocado el dispositivo, que enviará un alerta al 911 si se atraviesan los perímetros en los que, por orden judicial, no debe traspasar. La prueba piloto se hará con 50 pulseras.

"La implementación es un salto cualitativo porque no se pone en la víctima la responsabilidad de avisar a la policía cuando se viola una orden de restricción", sostuvieron desde el Ministerio de Seguridad.

Desde el Municipio indicaron que en 2016 se entregaron 180 botones de alarma.


 

Fuente: RosarioN / La Capital