Basquet
Friday 05 de January de 2018 - 07:28:57

Sin Ginobili, Parker ni Leonard, San Antonio Spurs cayó ante Philadelphia Sixers por 112-106

▓ BÁSQUET - NBA ••• San Antonio no pudo ante el poder atlético y de juego de los Sixers. Cayó en el back to back por 112-106 sin la presencia de Manu Ginobili, Parker ni Leonard. Mills sumó 26 pts y Aldridge 24 pts. Ginóbili no estuvo activo en el Wells Fargo Center de los Sixers debido a que el entrenador Gregg Popovich decidió darle un descanso. El local dominó la primera parte y lo cerró gracias a Simmons (26 pts) y Embiid (21 pts, 11 reb).

tamaños

IMPRIMIR

█ - No hubo victoria en noches consecutivas. San Antonio no pudo mostrar la misma energía y defensa, y terminó cayendo ante Sixers 112 - 106. Popovich hizo descansar a Manu, Parker y Leonard, y rotó a sus nuevos pupilos. Así y todo, no pudo contener la potencia y juego atlético que implementó su rival para llevarse la victoria.

Sixers contó con figuras predominantes. La presencia de Embiid (21 pts, 11 reb, 4 tapas), sumado a Simmons (26 pts) para sentenciar el juego. Aldridge volvió a sacar la cara por San Antonio al anotar 24 pts y tomar 14 rebotes. Mills fue el máximo anotador, al terminar con 26 unidades. Spurs quedó con récord de 26 - 13 y 9 - 11 como visitante. Sigue tercero y más aún tras la caída de Timberwolves.

Spurs intentó imponer el ritmo, aunque no pudo sostenerse. Tras un sólido 4-0 con ritmo y efectividad, Sixers mostró su mejor repertorio. Aprovechó la diferencia de centímetros, donde Simmons fue explosivo encarando. Embiid de a poco se acomodó, y con un parcial de 9-0 Philadelphia tomó las riendas del juego. El local anotó en velocidad, defendió bien la pintura, y no dejó que Spurs anote con comodidad. Con variantes y mucha energía fue teniendo mejor renta (15 -6, 19 - 10). Así y todo, San Antonio respondió al golpe. Anderson y Mills empezaron a engranar, y Lauvergne funcionó descargando y defendiendo. Spurs igualó en 20 tras un bombazo de Bertans. Sixers tuvo mejor cierre, donde Redick (5) tomó las riendas y dejó a su elenco arriba 27 - 22.

Sixers continuó sumamente consistente. Mostró armas de sobra en ofensiva, pudo correr y desgastar a Spurs. Saric sumó en diferentes rubros, y el perímetro ganó cada duelo individual. El local se impuso en la pintura, y se escapó 39 - 28 y 42 - 29 respectivamente. Spurs tuvo problemas para anotar, Embiid fue un muro sumado a la inconsistencia en defensa. Sixers llegó fácil al aro, pudo descargar y encima contó con efectividad del triple. Repartió mejor el goleo, y tras un bombazo estiró a 53 - 37 la brecha. Spurs recortó como pudo en el final. Anderson y Bertans con caradurez para encarar y anotar a como de lugar. Sixers manejó el partido, pasó bien la bola y cerró 60 - 49 el primer tiempo.

El local continuó dominando. Pudo correr bien la cancha, Simmons como pasador y la pintura siendo predominio absoluto de Sixers. A pesar de la diferencia de 65 - 49, Spurs comenzó a gestionar mejor su ofensiva, y calibrar la mira. Mills comenzó a escaparse seguido, y San Antonio tuvo otras libertades. Bertans aportó otro bombazo, y de a poco fue recortando la brecha (69 - 58). Forbes encestó un tremendo doble y falta, Mills fue indetenible y San Antonio se puso en juego (79 - 74). Redick sacó de la galera un triple contra la chicharra, aunque Spurs mejoró en ofensiva. Fue al golpe por golpe, le bajó la intensidad en defensa a su rival y achicó a 82 - 80 con un parcial de 6-0. Sixers se sostuvo con variantes, y buen andar colectivo. De esa forma quedó 88 - 84 arriba.

Spurs engranó en ambos costados. Fue más agresivo en defensa, dobló mejor las marcas, pudo ajustar y generar mayores problemas a su rival. Adelante Anderson y Aldridge se hicieron cargo de las ofensivas, donde hubo efectividad y mejores decisiones. Sixers decayó en su juego, no tuvo fluidez y San Antonio empató en 96 con un parcial de 7-1. El local recuperó el comando, pero perdió las marcas. Mills fue estandarte, y con un bombazo le dio ventaja a Spurs de 101 - 100 con 2m50s por jugar. No contesto con eso, Aldridge siguió perforando la defensa, y amplió a 103 - 101. De ahí en más Sixers recuperó su nivel. Simmons se puso las ropas de bombero. Primero anotó ambos libres, y luego un doble y falta yendo fuerte al aro. Spurs no pudo anotar de campo, y Redick remató con un doble largo (108 - 104 con 28s). Anderson malogró su chance, y Simmons metió una volcada tremenda a dos manos para sentenciar el juego.

 

 


 

Fuente: RosarioN / pickandroll.com.ar / ESPN