Tenis
domingo 06 de enero de 2019 - 20:04:46

Luego de 35 meses, Nishikori gritó campeón en Brisbane tras vencer en la final a Medvedev

█ TENIS - ATP 250 DE BRISBANE ► Fin de la sequía para Kei Nishikori. El japonés venció por 6-4, 3-6 y 6-2 a Daniil Medvedev y se consagró en el ATP 250 de Brisbane. De esta manera, el N°9 del ranking mundial y segundo preclasificado puso fin a su mala racha en las finales: sumaba un total de nueve perdidas tras obtener su último torneo en Memphis en 2016. El asiático no había logrado levantar ningún título ATP en los últimos 35 meses, periodo en el que dejó escapar, entre otros, tres Masters 1000 (Miami y Canadá en 2016; y MonteCarlo en 2018), así como el mismo torneo de Brisbane en 2017, donde cayó frente a Grigor Dimitrov en tres sets.

tamaños

IMPRIMIR

Casi tres años después, Kei Nishikori ha vuelto a celebrar un título ATP. Le ha costado mucho lograrlo al japonés, que había perdido sus nueve últimas finales en el circuito. Sin embargo, Nishikori se ha proclamado campeón este domingo en el ATP de Brisbane tras derrotar a Daniil Medvedev por 6-4, 3-6 y 6-2.

Desde que ganó en la pista dura de Memphis en febrero de 2016, torneo en el que consiguió su cuarto título consecutivo, Nishikori no había vuelto a saborear las mieles de la victoria ofrecidas por los trofeos. Consecutivamente había cedido en las del Masters 1000 de Miami, Barcelona, Masters 1000 de Canadá y Basilea en 2016; Brisbane y Buenos Aires en 2017, y Masters 1000 de Montecarlo, Tokio y Viena el pasado año. Ninguno de los jugadores actuales del circuito acumulaban una racha tan larga de tropiezos consecutivos en partidos por el título.

Pero toda racha acaba y Nishikori ha roto la suya contra Medvedev, en un encuentro en el que los dos jugadores han incidido mucho sobre el revés del rival. Especialmente, durante el primer set. De hecho, la táctica de inicio del ruso ha pillado desprevenido al asiático, que ha visto cómo el fantasma de su racha asomaba en unos primeros juegos en los que Medvedev ha roto su saque para distanciarse hacia el 3-0. Eso sí, la reacción de Nishikori ha sido inmediata, incidiendo más sobre ese golpe en su rival y, sobre todo, entonándose con el suyo. Nishikori ha cambiado totalmente el rumbo del partido y se ha adjudicado cinco juegos seguidos antes de sellar con su saque el 6-4 inicial.

Así, Nishikori se ha soltado definitivamente desde el fondo de la pista y ha empezado a mover a su rival. Con 2-2 en el segundo set, no ha convertido cuatro bolas de break que le han pasado factura poco después. Porque, de verse dominador del encuentro, Nishikori ha visto cómo Medvedev, con 4-3, sí aprovechaba su oportunidad para lograr la ruptura que le permitía después enviar el partido a la tercera manga.

En ella, eso sí, no le han entrado las dudas a Nishikori, que no ha desaprovechado su oportunidad en el cuarto juego del parcial. Ha sido entonces cuando Medvedev ha acusado el golpe a nivel psicológico para ceder un nuevo break que ha resultado decisivo. Porque, si bien los nervios han atenazado a Nishikori con 5-1 y saque (ha cedido un break en blanco), el japonés ya no ha vuelto a perdonar para sellar el 6-2 que le coronaba campeón.

Así, a las primeras de cambio, Nishikori ha puesto fin a su sequía en el circuito y ha conquistado el que es el decimosegundo título de su carrera deportiva. Es además el décimo en su mejor superficie, la pista dura. Nishikori recupera así la confianza en el inicio de un año en el que espera volver a estar en la pelea por cotas importantes.

 

 


 

Fuente: RosarioN / ESPN / mundodeportivo.com