Tenis
viernes 25 de enero de 2019 - 03:27:50

La japonesa Naomi Osaka pudo con Karolina Pliskova y es la segunda finalista en Australia

█ TENIS - ABIERTO DE AUSTRALIA ► Naomi Osaka privó la final 100% checa. La japonesa venció Karolina Pliskova por 6-2, 4-6 y 6-4 y se metió en la definición del Abierto de Australia, donde definirá Con Petra Kvitova el título y el N°1 del mundo. Luego de una hora y 56 minutos de juego, la actual campeona del US Open vuelve entonces a la final de un Grand Slam al sumar su victoria N°13 en forma consecutiva en este tipo de torneos. Osaka busca convertirse en la décima jugadora en lograr un doblete en New York y Melbourne, y la primera en hacerlo desde Serena en 2015.

tamaños

IMPRIMIR

Naomi Osaka es una jugadora de grandes escenarios. Lo demostró el año pasado con apenas veinte años al ganar dos de los títulos más preciados del circuito, en Indian Wells y, sobre todo, en el US Open. A las primeras de cambio, sigue demostrándolo en este 2019, en el que se ha clasificado para su segunda final consecutiva de Grand Slam tras alcanzar la última ronda en el Open de Australia. La japonesa ha ganado a Karolina Pliskova por 6-2, 4-6 y 6-4 en semifinales y buscará su segundo ‘major’ este sábado contra Petra Kvitova. La ganadora de la final será la nueva número 1 del mundo el próximo lunes. Toda la segunda semifinal se ha jugado bajo techo al activarse la norma del calor extremo en Melbourne.

No habrá duelo checo en la final porque, a sus 21 años, Osaka ha dado un paso más para demostrar de que ha llegado para quedarse. En un festival de golpes ganadores, precisamente el mejor arma de Pliskova, que no ha podido utilizarla este jueves, la japonesa ha vuelto a alcanzar uno de los cuatro grandes partidos del año. Su enorme fiabilidad con el primer servicio ha permitido a Osaka vencer en un partido en el que Pliskova le ha planteado mucha batalla.

Esta no ha sido tal en el primer set, en el que la asiática ya tenía el primer break en el bolsillo en el tercer juego del partido. Osaka ha buscado constantemente el revés de una Pliskova muy incómoda con él, incapaz de meter sus golpes dentro en su cara o cruz habitual. Cuando la checa ha querido copiar la táctica de Osaka, ya era demasiado tarde para ella. El encuentro ha entrado en una búsqueda continua del revés de la rival, pero ya era Osaka quien tenía el set encarrilado. Mucho más cuando, con 4-2, ha logrado un segundo break para después cerrar sin problemas con un gran juego de saque el 6-2 inicial.

Eso sí, la reacción de Pliskova no se hacía esperar. Tras ver que buscar el revés de Osaka no le funcionaba, la checa ha empezado a incidir sobre su derecha en el arranque del segundo set. A pesar de que Osaka lograba de inicio un break que ponía contra las cuerdas a su rival, Pliskova respondía con el contra-break para llenarse de confianza. Osaka, por su parte, empezaba a sufrir con su saque, mientras Pliskova iba sacando adelante los suyos. Con 5-4 arriba y resto, los errores de derecha condenaban a la japonesa, que cedía un break decisivo para el 6-4 que mandaba el partido al tercer set.

En él, como había pasado en la segunda manga, Osaka se distanciaba con un break de inicio, minutos después de salvar un saque muy complicado en el que Pliskova disponía de hasta tres bolas de ruptura. La japonesa tenía claro que era al servicio donde tenía que emplear sus fuerzas y, sufriendo con su derecha ante los ataques de Pliskova, lograba llegar al 5-3 que le ponía a las puertas de la final. Esta la sellaba en el décimo juego del parcial con un ‘ace’ confirmado por el ojo de halcón después de poner el 6-4 que le hará pelear el sábado contra Kvitova por el título.

Será su segunda final de Grand Slam, ambas consecutivas tras haber ganado en 2018 la del US Open contra Serena Williams. Antes de ese US Open nunca había pisado la japonesa los cuartos de final de un Grand Slam. Será el primer duelo entre Osaka y Kvitova, dos jugadoras de ataque, si bien con más experiencia en el circuito para la checa. Eso sí, ya demostró Osaka el año pasado que ello no le pesa en los grandes escenarios.

 

 


 

Fuente: RosarioN / ESPN / mundodeportivo.com