Automovilismo
Saturday 11 de March de 2017 - 05:25:48

Extraditaron a Eduardo Juliá y deberá seguir cumpliendo la pena en la Argentina

▓ - Eduardo Juliá, hijo de un ex jefe de la Fuerza Aérea que había sido condenado junto a su hermano por el tráfico de casi una tonelada de cocaína a España en un vuelo privado en 2011, fue extraditado hoy desde ese país hacia la Argentina, donde ahora deberá continuar cumpliendo la pena.

tamaños

IMPRIMIR

█ - El piloto que había sido condenado junto a su hermano por el tráfico a España de casi una tonelada de cocaína en un vuelo privado en 2011, llegó esta madrugada al país, donde seguirá preso.

Fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) aseguraron a Télam que Juliá llegó al país escoltado por personal de Interpol Argentina en el vuelo 1133 de Aerolíneas Argentinas procedente de Madrid cerca de las 4.20 de esta madrugada.

En tanto, su hermano Gustavo, quien también había sido detenido en el marco de la misma causa y condenado a la misma pena que Eduardo, aún permanece cumpliendo su condena en un penal de Barcelona, en España.

Bajo un fuerte operativo de seguridad que incluyó personal de la PSA y de la Policía Federal, Juliá bajó del avión esposado y escoltado por al menos media docena de agentes de las distintas fuerzas, realizó los trámites migratorios y fue revisado por un médico para, luego, ser trasladado hacia los tribunales porteños, para quedar a disposición del juez en lo Penal y Económico Alejandro Catania.

Fuentes judiciales dijeron que el hombre fue alojado en la alcaidía de tribunales y que está previsto su traslado al Complejo Penitenciario 2 de Marcos Paz, donde quedará detenido bajo el sistema de Intervención para la Reducción de Indices de Corruptibilidad (IRIC), un pabellón destinado a presos por delitos vinculados a la corrupción.

Sin embargo, el abogado Carlos Broitman, defensor de Juliá, aseguró a Télam que le solicitarán al juez que el condenado sea alojado en el Penal de Ezeiza por cuestiones de cercanía con su familia, "en especial su madre que tiene ochenta años y se le dificulta el traslado para ver a su hijo".

Fuentes de la investigación aseguraron que a Juliá se le concedió la extradición a Argentina por su buena conducta y que aquí deberá continuar con el cumplimiento de su condena de 13 años de prisión impuesta en España.

El abogado Broitman aseguró que en los próximos días solicitará a la Justicia que se le otorguen a Juliá salidas transitorias, "porque ya tiene por demás cumplida la pena prevista para acceder a ese beneficio".

El condenado "es abogado y tiene derecho a poder cumplir con su trabajo", dijo su defensor.

Los hijos del ex brigadier José Juliá, quien ocupó la jefatura de la Fuerza Aérea Argentina entre 1989 y 1993, fueron detenidos el 2 de enero de 2011, tras aterrizar en el aeropuerto El Prat de Barcelona en un jet Bombardier Challenger 604 que había partido del aeropuerto de Ezeiza y que hizo escala en la Isla de Sal, en Cabo Verde.

En la aeronave además viajaba como copiloto Matías Miret, quien también quedó detenido luego de que la Guardia Civil española descubrió en su interior unos 944,5 kilos de cocaína.

El avión estaba piloteado por Eduardo Juliá, mientras Miret figuraba como copiloto y Gustavo Juliá era el único pasajero.
Este hecho de narcotráfico también se conoció como el caso "Medical Jet" debido a que Gustavo Juliá utilizó un avión de esa empresa de la que él era accionista y que empleaba aeronaves privadas para uso sanitario.

Según determinó la Justicia española, antes de concretar la maniobra del traslado de la cocaína, los hermanos Juliá -sin Miret- realizaron dos viajes a España en la misma aeronave "para conocer directamente las rutas e instalaciones aeroportuarias disponibles", los cuales se realizaron el 9 de julio de 2010 y el 9 de julio de ese mismo año.

En enero del 2013, los hermanos Juliá fueron condenados por la Justicia española a 13 años de prisión y a pagar una multa de 100 millones de euros por haber cometido un delito grave contra la salud pública.

La sentencia fue dictada por el juzgado de Instrucción 2 de El Prat de Llobregat, de la audiencia provincial de Barcelona, que además dispuso absolver a Miret, quien estuvo detenido casi dos años.


 

Fuente: RosarioN / Télam