Otros
domingo 16 de septiembre de 2018 - 16:40:23

En un fallo polémico, Canelo le ganó por puntos a Golovkin y es el campeón mundial mediano

█ BOXEO - LAS VEGAS ► En un combate espectacular, que cumplió con creces con el calificativo de "combate del año", Saúl Canelo Álvarez derrotó este domingo a Gennady Golovkin en Las Vegas y, por puntos, le arrebató el título mundial mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). El mexicano, que tuvo un buen inicio y un mejor final en el T-Mobile, se impuso por puntos en un fallo dividido y polémico  (dos tarjetas lo vieron ganador por 115-113 y la restante indicó un empate en 114), en la reedición de la pelea que terminó en empate hace exactamente un año en la Ciudad del Pecado.

tamaños

IMPRIMIR

En un combate espectacular, que cumplió con creces con el calificativo de "combate del año", Saúl Canelo Álvarez derrotó este domingo a Gennady Golovkin en Las Vegas y, por puntos, le arrebató el título mundial mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El mexicano, que tuvo un buen inicio y un mejor final en el T-Mobile, se impuso por puntos en un fallo dividido y polémico  (dos tarjetas lo vieron ganador por 115-113 y la restante indicó un empate en 114), en la reedición de la pelea que terminó en empate hace exactamente un año en la Ciudad del Pecado.

De esta manera, le propinó al kazajo, de 36 años, su primera derrota (su registro ahora es de 38-1-1, con 34 nocauts) y lo frustró en la búsqueda de la 21ª defensa de su título, lo cual hubiera significado un récord en solitario. Ahora, GGG deberá conformarse con compartir la marca con el estadounidense Bernard Hopkins, quien mantuvo 20 veces su cinturón mediano entre 1996 y 2005.

Tensión. Eso fue lo que se respiró a metros del ring, desde un primer round en el que se midieron sin escatimar golpes hasta el final espectacular de un combate que cumplió con las ansias acumuladas durante un año.

Si bien hubo escasas combinaciones, ambos eludieron la defensiva en el asalto inicial. El mexicano, de 28 años, se paró mejor en los rounds siguientes, en los que tanto él como su rival salieron a atacar incluso con el peligro de dejar huecos por donde se metieran los guantes de su adversario. 

El jab de Golovkin era dinamita, aunque no hallaba alternativas. Esas combinaciones llegaron a partir del séptimo asalto, en el que Canelo empezó a sentir el desgaste y el daño producido por los impactos de GGG.

Un año entero de espera, tras la suspensión de mayo pasado por el control antidóping positivo del mexicano, encontró sus recompensas en el décimo asalto. Canelo salió decidido a recuperar el terreno perdido. Lo encontró con conexiones durísimas sobre el rostro del kazajo. Pero Golovkin respondió rápidamente y dejó en claro que era el dueño del combate. Igual, faltaban seis minutos que podían marcar el desenlace.

Después de un 11° asalto en el que Golovkin golpeó muy fuerte, todo quedó servido para un cierre electrizante.

Y los últimos tres minutos trajeron lo que se esperaba: emoción y golpes. Como en otras oportunidades, Álvarez salió firme y regaló el mejor round de la noche. De zurda y de derecha, sus embates encontraron destino en el kazajo, que terminó casi zambulléndose preocupado en su rincón. GGG, con un corte en la ceja derecha y sangre cayéndole a gotas por su cara, también intentó responder. Esta vez, no pudo contestarle al americano.

Pese a la paridad del trámite y a la superioridad de Golovkin en el tramo medio de la velada, dos tarjetas vieron ganador por 115-113 al mexicano y un juez señaló un empate 114-114. De esta manera, Canelo quedó con 50 victorias (34 KO), 1 derrota y 2 empates. 

 

 


 

Fuente: RosarioN / ESPN / clarin.com