Otros
viernes 06 de abril de 2018 - 16:40:59

El cordobés Ángel Cabrera no tuvo un buen inicio en Augusta, en el regreso de Tiger Woods

▓ GOLF - MASTERS DE Augusta ••• El cordobés Ángel Cabrera terminó la primera vuelta con 76 y se ubica en el 62° puesto cuando todavía no terminó la jornada. Tiger Woods finalizó con 73, lidera el local Jordan Spieth y Sergio García protagonizó un hecho insólito. Cabrera no tuvo un buen inicio y quedó retrasado al finalizar el recorrido con 76 golpes, cuatro por sobre el par del campo.El cordobés hizo birdies en los hoyos 10, 14 y 16, mientras que se fue con bogey del 1, 4, 7, 9, 11, 12 y 18. Tiger, por su parte, necesitó 73 impactos para completar los 18 hoyos: el estadounidense bajó el par en el 3, 14 y 16, mientras que subió uno en el 4, 5, 11 y 12. Después del primer día el único líder del Masters es el estadounidense Jordan Spieth, quien terminó con 66 y le lleva dos de diferencia a sus compatriotas Tony Finau y Matt Kuchar. 

tamaños

IMPRIMIR

█ - El primer día del Masters 2018 fue, de principio a fin, una jornada complicada para los golfistas sudamericanos: el argentino Angel Cabrera y el chileno Joaquín Niemann terminaron +4, mientras que el venezolano Jhonattan Vegas cerró en +5. El -6 del líder, el estadounidense Jordan Spieth, los deja en una situación expectante para pasar el corte el viernes y seguir en acción el fin de semana.

Los tres fueron arduos trabajadores hoy. En el caso de argentino Ángel Cabrera, sus problemas con el juego corto le costaron, como era de esperar, muchos golpes.

Al terminar la vuelta decía: “Es muy difícil así, fallo cuatro greens y hago cuatro bogeys. Y es una lástima porque estoy pegando bien. A la vuelta hice tres birdies, es decir que podría haber hecho un buen score hoy”.

La expresión en su cara mientras hablar era muy seria. El bogey del hoyo 18 fue por errar un putt que no tenía más de 50 cm.

El aficionado chileno Joaquín Niemann tuvo que pelear con los nervios al principio de su vuelta. No debe haber sido sencillo para pararse en el tee del hoyo 1, con miles de ojos puestos sobre él y en un escenario como el Masters.

Hizo bogeys en los tres primeros capítulos de la ida, a pesar de ser el hoyo 2 un par 5 relativamente fácil para un jugador de su potencia. Pero estuvo maduro y pudo detener la sangría.

Después jugó muy bien en general. Falló por muy poco algunos putts que hubieran cambiado el curso de su ronda. Finalmente en los dos par 5 de la vuelta pudo afianzar su juego y con buenos putts concretó sendos birdies. Lamentablemente el bogey del hoyo 18 le dejó un sabor amargo.

Al terminar el recorrido decía: “Arranqué muy mal con esos tres bogeys, pero después me acomodé y me sentí cómodo. Luego, a la vuelta, pude hacer un par de birdies y después lo cerré mal en el 18. Para mañana la idea es seguir con el plan y tratar de hacer algo bueno para poder jugar el fin de semana”.

El venezolano Jhonattan Vegas tuvo una vuelta de puro sufrimiento. Todas las buenas sensaciones previas y las expectativas se cambiaron por dificultades y tiros errados inexplicablemente.

Por poner un solo ejemplo, la salida del hoyo 10, un par 4 muy en bajada, requiere una simple madera 3 alta para poder tirar al green con un hierro medio. Es un tiro que para un profesional del nivel de Vegas es muy sencillo. Pero pegó un gancho bajo que entró en el bosque de la izquierda. Pagó con un bogey ese error.

Seis veces subió el par el venezolano. Tuvo una sola alegría que llegó con el birdie en el par 5 del hoyo 15

EL RESTO: LA SORPRESA DEL CAMPEÓN Y UN PUNTERO ESCAPISTA

La primera vuelta de Augusta no tuvo muchas sorpresas, pero tuvo una que fue enorme. Se trata del 13 que anotó el defensor del título, el español Sergio García, tras enviar cinco tiros seguidos a la laguna que defiende el green en el par 5 del hoyo 15.

García terminó su vuelta con el peor record negativo para un campeón defensor. Está en el anteúltimo puesto con +9.

Por su parte, Spieth volvió a inspirarse en Augusta y disparó una gran vuelta de 66 golpes. Fiel a su estilo, no lo consiguió por el camino más corto.

Aunque arrancó muy bien, con birdies en el los hoyos 2 y 3, hizo dos bogeys en el 5 y en 7. En el largo par 5 del hoyo 8, volvió a sorprender con un brillante águila para cerrar la ida con -2.

La vuelta la comenzó con modestia, tres pares seguidos. Sí, créanlo, no se fue al agua en el 12. Pero después sorprendió con 5 birdies seguidos para llegar a -7.

Pero en el 18 apareció su error aleatorio y pegó un gancho con su salida que lo dejo sin otra chance que volver para atrás para alcanzar un pedacito de fairway. Desde allí falló el green por la izquierda y su pelota rodó por la barranca hasta donde estaba el público.

Entonces, el escapista más famoso del golf desplegó otra vez todo su talento para hacer un tiro extraordinario. Su approach, que mereció entrar al hoyo, quedó apenas corto unos centímetros. Fue un bogey con sabor a birdie. Terminó con -6 y lidera por 2 golpes tras la primera vuelta. ¿Historia repetida?

El estadunidense Tony Finau fue una sorpresa. No solo por el gran score de -4 que plantó en el tablero, sino porque pudo jugar luego de la dura caída que tuvo al festejar un “hoyo en uno” en la competencia de par 3. Sufrió un esguince de tobillo y tuvo que infiltrarse, y jugar vendado. ¡Valió la pena!

Otro estadounidense, Matt Kuchar, también se destacó. Venía en par al hoyo 12 luego de dos bogeys y dos birdies. Pero encendió las luces e hizo birdies en el 13, en 15 en el 16 y en el 18 para terminar empatado en -4 en el segundo lugar.

El sueco Henrik Stenson, los estadounidenses Charlie Hoffman y Patrick Reed, el canadiense Adam Hadwin, el chino Hao Tong Li, el norirlandés Rory McIlroy y el español Rafa Cabrera Bello, comparten todo el 4to puesto con -3. Un ramillete internacional para todos los gustos, en un tablero con estrellas y algún novato luego de la primera ronda del Masters 2018.

 

 


 

 Fuente: RosarioN / ESPN