Basquet
Sunday 17 de December de 2017 - 19:30:01

Con una bandeja de Manu Ginóbili, San Antonio venció en su estadio a Dallas por 98-96

▓ BÁSQUET - NBA ••• Emanuel Ginóbili no para de brillar en la NBA y otra vez fue clave para el triunfo de San Antonio Spurs. Cuando quedaban 3 segundos para el final, el argentino convirtió para que su equipo le gane como local a Dallas Mavericks por 98-96. El bahiense jugó 22 minutos y acumuló 12 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias. Con esa cosecha, fue uno de los máximos anotadores del anfitrión, que tuvo a LaMarcus Aldridge como goleador con 22 unidades. Así, los Spurs conquistaron su vigésima victoria en la temporada regular y siguen terceros en la Conferencia Oeste, con un récord de 20-10.

tamaños

IMPRIMIR

█ - El partido en Texas arrancó parejo, con San Antonio apoyándose en las penetraciones de sus bases, Patty Mills y Forbes, para romper la primera linea rival. Los de Dallas encontraron una vía de gol en sus internos tiradores (Dirk Nowitzki y Maxi Kleber) que les permitió escaparse en el marcador en la mitad del cuarto y sacar una máxima de once puntos (11-23).

Con cuatro minutos por jugar, el ingreso de Manu Ginóbili (dos puntos) y la eficacia desde lejos de Mills acercó a los tejanos, pero la fuerza de la banca maverick liderada por JJ Barea pudo más y, a causa de dos errores consecutivos en defensa para los de Popovich, el equipo visitante marcó dos dobles en fila y se fue con una holgada ventaja al finalizar el primer chico (18-31).

En el inicio del segundo periodo fue la segunda unidad de los locales la que pegó primero. Con las penetraciones, pases (una asistencia) y puntos de Bertans y Murray (cinco entre ambos), los Spurs se acercaron (37-28). A falta de cinco minuto saltó al rectángulo de juego Ginóbili, pero otra vez los Mavericks se escaparon a base de triples (cuatro) y jugando un ritmo lento se fueron al descanso largo con una sonrisa (53-43).

Dallas empezó el tercer cuarto protegiendo su aro (dos tapas) y castigando los emparejamientos en las cortinas con tiros desde tercera dimensión a partir de la buena mano de Nowitzki (dos triples) para mantener su liderazgo. San Antonio no encontraba la forma de defender la buena efectividad de los visitantes a pesar de su correcto accionar defensivo (45-60).

Todo continuó igual hasta que ingresó Manu con cuatro minutos por jugar. A partir de su armado con el balón y sus idas a canasta, el bahiense lideró junto a Bertans y Gay la remontada tejana y faltando dos minutos los locales se pusieron a cuatro en el score (68-72). Pese a esto, Nowitzki continuó aprovechando su ventaja en los postes altos y liquidó siempre que pudo, anotando ocho puntos en el parcial (16 en total) para que los Mavericks se mantengan arriba con un cuarto restante (71-80).

El último cuarto se inauguró con Bertans contagiando a sus compañeros desde la energía, pero los Spurs siguieron flaqueando en defensa y permitieron puntos adentro y afuera de la llave, principalmente de Kleber, quien se despachó con cinco puntos consecutivos (80-90). Cuando todo parecía perdido, los tejanos, fieles a su estilo, no se rindieron y a falta de tres minutos empezaron a pisar los talones a su rival con un triple de Forbes (92-96).

Con dos minutos restantes, Dallas Mavericks se apagó y cuatro puntos consecutivos de Aldridge le dieron a San Antonio la posibilidad de empatar el score. Cuando faltaban 23 segundos, Ginóbili negó el saque del jugador en el lateral e hizo que este violase los cinco segundos que tenía para sacar la pelota. En la posición siguiente, el mismo bahiense reclamó la naranja y se orientó a su lado izquierdo. Sin titubear, el número 20 pidió una cortina y fue como una flecha hacia el aro, convirtiendo una bandeja con su mano izquierda que hizo rememorar el doble ante Serbia en el 2004 y sentenció el juego, dándole una inesperada victoria al equipo de Popovich (98-96).

 

 


 

Fuente: RosarioN / pickandroll.com.ar / ESPN