Fútbol
Tuesday 08 de January de 2019 - 21:29:35

Con gol de Kane, el Tottenham venció a Chelsea en la ida de la semifinal de la Copa de la Liga

█ INGLATERRA - COPA DE LA LIGA ► El Tottenham venció este martes a Chelsea en el juego de ida de las semifinales de la Copa de la Liga, en partido disputado en el estadio de Wembley. Los dirigidos por el argentino Mauricio Pochettino ganaron 1-0 con gol de penal del delantero inglés Harry Kane. En el cuadro local fueron titulares los latinoamericanos Paulo Gazzaniga y Dávinson Sánchez. Erik Lamela ingresó en el segundo tiempo.

tamaños

IMPRIMIR

Al Tottenham Hotspur le sonrió la fortuna, el VAR y los postes de Wembley. Gracias a todo esto, los de Mauricio Pochettino tomaron ventaja en la ida de semifinales de la Copa de la Liga ante el Chelsea con un penal transformado en gol por Harry Kane.

Los Spurs se aferraron al resultado y se cerraron ante un Chelsea que dejó a Álvaro Morata fuera de la convocatoria y que tendrá que remontar el marcador en Stamford Bridge para poder volver a Wembley a reclamar el primer título de la temporada.

Condicionado por ser una eliminatoria a ida y vuelta, algo atípico en las competiciones inglesas, el partido comenzó con un ritmo lento y con el equipo de casa, Tottenham, controlando la posesión y Chelsea a la espera.

Las ocasiones eran escasas y el encuentro espeso, marcado por la frialdad de un Wembley que por temas de seguridad mantuvo cerrado el anillo superior.

Una chilena de Kane, atrapada por Kepa, y un disparo blando de Hazard desde el borde del área aparecieron en la nocturnidad del templo inglés y ninguno de los dos equipos mostraba prisa por acelerar sus pulsaciones.

Y poco hubieran cambiado las cosas de no ser por la existencia del VAR. Quizás sin la tecnología, lo único que hubiera cambiado habría sido el buen humor de la afición local.

Tras un pase largo, Kepa derribó a Kane, pero el juez de línea levantó el banderín e invalidó la jugada. Entró en juego el VAR, dormido hasta ese momento. Fueron minutos de angustia entre los Spurs, hasta que Michael Oliver decretó que no había fuera de juego, señaló el punto de penalti y le enseñó la amarilla a Kepa.

Kane definió con mucha sobriedad y el Tottenham arrancó una ventaja que los postes evitaron antes del descanso.

N'golo Kanté, tras un centro de Marcos Alonso, estrelló una pelota en el palo, y Callum Hudson-Odoi, con un centro envenenado, se encontró con un Paulo Gazzaniga que tocó justo la pelota para sacarla.

Chelsea las había tenido y la euforia de las ocasiones le dio varios minutos más de éxtasis en la segunda mitad, lo suficiente para presionar a Tottenham, pero no para superar al arquero argentino.

Y cuando los minutos pasaban, el Tottenham se conformaba y el Chelsea se desesperaba, Mauricio Pochettino buscó velocidad a la contra con Erik Lamela y Maurizio Sarri dejó de la lado la opción del falso nueve y dio entrada a diez minutos del final a Olivier Giroud.

Mientras el Tottenham esperaba agazapado una genialidad de Kane, Chelsea se chocaba con Gazzaniga y no consiguió la recompensa del gol, que necesitará sí o sí en Stamford Bridge la próxima semana para tener alguna opción de llegar a la final de esta Copa de la Liga.

 

 


 

Fuente: RosarioN / ESPN