Motor
lunes 21 de mayo de 2018 - 04:51:47

Bernardo Llaver ganó en Potrero y le dio a Chevrolet su primer triunfo del año en el STC2000

▓ SÚPER TC2000 - SAN LUIS ••• Bernardo Llaver (Equipo YPF Chevrolet) se impuso en la Final de Súper TC2000 en el circuito semipermanente de Potrero de los Funes, donde la categoría disputó la cuarta fecha de su presente campeonato. Llaver, que el sábado había sido el más veloz en la clasificación y también se había impuesto en la carrera clasificatoria, fue escoltado por Martín Moggia (Renault Sport) y Julián Santero (Toyota Gazoo Racing Argentina). En el torneo Ardusso se mantiene como líder con 97 unidades. Más atrás se ubican  Canapino, 64; y Leonel Pernía (Renault Sport), que terminó 14º; 56. La próxima fecha será el 3 de junio en Rafaela (Santa Fe).

tamaños

IMPRIMIR

█ - Al igual que en la Carrera clasificatoria, Bernardo Llaver se encargó de hacer la quinta final del año de Súper TC2000 en el trazado de Potrero de los Funes aburrida, porque venció de punta a punta con el Chevrolet Cruze. Detrás finalizaron Martín Moggia (Renault Fluence) y Julián Santero (Toyota Corolla), como el sábado. Pero todos los aplausos se los llevaron Matías Rossi (Toyota Corolla) y Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), quinto y sexto trepando desde el fondo.

Tras la partida, nada cambió. Llaver se colocó al frente del pelotón, con Moggia, Santero, José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) y Matías Milla (Renault Fluence) detrás, cerrando los primeros cinco puestos. Más atrás, Canapino comenzó su remontada desde el 14º cajón de la grilla y, en la primera vuelta, ya estaba 9º detrás del campeón Facundo Ardusso (Renault Fluence).

Pero antes de cumplir el segundo giro, el arrecifeño pudo dar cuenta del Flaco, se despegó rápidamente y fue a la caza de Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408). Pero el abandono de Federico Iribarne con el Citroën C4 Lounge obligó el ingreso del Auto de Seguridad y bajó la adrenalina de la competencia.

Con el Pace Car en pista, Canapino hamacaba el Cruze y en el equipo Chevrolet había charlas con el Titán a través de la radio, por un problema en el sistema hidráulico de la dirección preocupaba al piloto.

Otro de los que avanzó mucho en los primeros metros era Rossi, quien tras el relanzamiento de la competencia, superó a Javier Merlo (Renault Fluence) y se colocó 11º luego de largar 21º.

Canapino, en tanto, dejaba atrás a Muñoz Marchesi y comenzó a apurar a Damián Fineschi (Toyota Corolla), a quien ejecutó antes de la segunda chicana y se ubicó 6º. Y el avance siguió, porque antes de entrar en el noveno giro, el de Arrecifes le hizo la tijera a Urcera y pasó al quinto puesto.

Rossi no se quedó atrás y en un par de vueltas pegó el sorpasso ante los Renault de Spataro y Ardusso, Muñoz Marchesi y Fineschi, colocándose 7º detrás de Urcera, a quien doblegó antes de entrar en el 12º giro, quedando a 50 metros de Canapino, que se frenó en la cola del Fluence de Milla.

En menos de una vuelta y media, Rossi se pegó al Chevrolet de Canapino y en los primeros metros de la última vuelta, el Misil colocó el Corolla delante del Cruze para hacerse de la quinta posición. Unos metros después intentó pasar a la cuarta colocación de Milla, pero el de Del Viso siguió de largo en el frenaje y el porteño recuperó la plaza para lograr un gran resultado con el producto del Sportteam.

"Fue un fin de semana soñado, de los que casi nunca se dan, ni para los mejores, pero se lo debo al equipo. El auto era muy superior al resto. Potrero es un circuito muy difícil, en el que depende mucho del auto, pero hoy tenía un gran coche y cualquiera podía haber ganado si lo manejaba", comentó el ganador.

Moggia, por su parte, sostuvo: "Me voy más que contento, porque es un circuito muy complicado y lograr mi segundo podio en la categoría es muy bueno. Pero me voy satisfecho y vamos por más, porque viene Rafaela y es otro de los circuitos especiales". Santero, tercero, también estaba sonriente por su carrera. "Estoy conforme con todo el trabajo que se viene haciendo. Corrí todas las vueltas al cien por cien y los corrimos hasta donde pudimos", indicó el mendocino.

En tanto Rossi, uno de los animadores de la competencia, manifestó: "Vuelvo a disfrutar de un auto tremendo. Hice una carrera fantástica, no era tan optimista, pero se dieron las cosas bien, con maniobras buenas, con algunos roces, como el de Spataro. Estoy muy agradecido al equipo Toyota y nos retiramos con buenas expectativas para la segunda mitad del año. Esto viene muy bien en lo anímico. Estamos contentos con lo que hicimos".

Extenuado por el trabajo realizado, Canapino también habló con Campeones sobre su performance y los inconvenientes que tuvo que sortear durante la prueba. "Veníamos muy bien, pero cuando llegué atrás de Milla, se me rompió algo en el tren delantero y me era difícil llevarlo. También venía con problemas en la dirección hidráulica y un piedrazo me rompió el parabrisas y me pegó en el abdomen; me dolió bastante, pero llegamos y pudimos sumar buenos puntos", expresó el Titán.

Con estos resultados, Ardusso continúa como líder del campeonato con 97 puntos, seguido por Canapino con 64 y Pernía con 56.

La próxima fecha de la divisional será el 3 de junio en el circuito de Rafaela.


FINAL POTRERO DE LOS FUNES - STC2000

 

 

 


 

Fuente: RosarioN / campeones.com.ar / Foto: supertc2000.com.ar